viernes, 2 de octubre de 2015

Entrevista. Ana Rivas, presidenta de la AEFC.


INTRODUCCIÓN

A partir de la entrevista que, previamente a las elecciones de 2015, hicimos en Radio Vallekas (RVK) a José Manuel Freire, que ha sido portavoz de sanidad del grupo socialista, comencé darle vueltas a la idea de incorporar a mi blog entrevistas de opinión sobre el sector sanitario en las que, no sólo entrevistaría a profesionales sanitarios, sino también a otros agentes en interacción con el sector, y en las que se reflejarían diferentes visiones, opiniones y puntos de vista sobre el mismo. Ello no significa que vaya a cesar en mi publicación de post científico - tecnológicos sobre aspectos sanitarios, que tanto me gustan y a los que tengo acostumbrados a mis lectores, sino que los alternaré con este tipo de entrevistas. Comenzamos así con una …

… ENTREVISTA A ANA RIVAS, presidenta de la AEFC:
en la AEFC queremos ser un referente para los farmacéuticos españoles

Al lado de la farmacia de Elvira Moragas
Son las 14:30 de un jueves que,más que preparar la entrada del otoño, parece la continuación de un verano eterno; tengo el placer de estar con Ana Rivas Giner, presidenta de la Asociación Española de Farmacéuticos Católicos (AEFC), que me ha citado para la entrevista en un sitio con historia en nuestra profesión, como es la farmacia de Elvira Moragas, que fue una de las primeras mujeres en estudiar farmacia, carmelita, mártir por sus creencias religiosas, Patrona de los Farmacéuticos de Polonia y Copatrona de los Farmacéuticos Españoles. Ana Rivas Giner lleva colaborando en la AEFC desde 2013 y ejerce de presidenta en funciones desde el mes de mayo de este año,  labor que compagina con su trabajo en el laboratorio farmacéutico Cipla, como responsable de técnico y de registros, y con su familia, marido y tres hijos.  Anteriormente ha trabajado en otros laboratorios, como Teva.  Finalizó la carrera de farmacia en 1995.

Tras cambiar impresiones y hablar sobre algunos temas de actualidad, comenzamos a tratar sobre el tema que nos ocupa, que es entrevistar a Ana sobre su visión en relación con algunos temas de actualidad en el sector farmacéutico.

ENTREVISTADOR, Iñigo Pallardo (IP).- Antes de comenzar la entrevista, quiero agradecerte tu tiempo para la entrevista.

ENTREVISTADA, Ana Rivas (AR).- Gracias a ti, Íñigo. Estoy encantada de estar aquí hoy y de que podamos hablar de nuestra profesión y de Dios.

IP.- Una de las cosas que desde mi punto de vista funciona mal en nuestro sector, en comparación con otros sectores, es la asociación y el corporativismo:
  • no nos ayudamos;
  • cada uno va por su parte, con un individualismo que no ayuda a la profesión, a pesar de las asociaciones que existen;
  • no nos movemos juntos cuando el fin lo requiere. Esto hace que no seamos capaces de defender nuestro criterio ni siquiera en casos evidentes, lo que está permitiendo que los aspectos sanitarios en torno al medicamento no dejen de ir a peor.
  • la mayoría de las asociaciones, y aquí incluyo los colegios profesionales, tienen menos asociados de los que deberían que, además, no participan en los asuntos de las mismas tanto como sería deseable, como por ejemplo votando en las elecciones.
Supongo que, como presidenta de una asociación de farmacéuticos, eres más consciente que los demás de este hecho. ¿Qué opinas? ¿Cuál es su origen? ¿Conseguiremos superarlo algún día?.

AR.- Estoy de acuerdo con tu análisis: el asociacionismo no está de moda, consecuencia de una sociedad cada vez más individualista. Pero no debemos de caer en la desesperanza, ya que la causa no es la profesión, sino la reciente evolución de nuestra sociedad. Desde luego antes, en la pasada generación de farmacéuticos, no era así. Esto se confirma claramente por la edad de la mayoría de los asociados de la AEFC: falta gente joven.

¿Te has leído la encíclica Evangelii gaudium?

IP.- La verdad es que no, ¿por qué?

AR.- Contiene palabras dedicadas a esta labor: habla de la necesidad de evangelizar a las asociaciones profesionales, por su relevancia social y humana. Pues eso.

IP.- He visto que tenéis un código deontológico propio ¿Qué destacarías del mismo en relación con el del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid (COFM)?.

AR.- Desde mi punto de vista la variedad de códigos deontológicos no es importante. Todos los que conozco para la profesión son equivalentes y derivan del Juramento Hipocrático en relación con ayudar a preservar y proteger la vida de todo ser humano, no hacer daño, valorar el beneficio/riesgo de cada actuación.

IP.- En relación con el caso de  la reciente sentencia del Tribunal Constitucional sobre el farmacéutico de Sevilla que se negó a dispensar la “píldora del día después” (PDD), ¿Es fácil lo que ha conseguido el farmacéutico de Sevilla? ¿Influye el código deontológico al que esté adherido el farmacéutico en el éxito de la objeción de conciencia? ¿Será más fácil objetar a partir de ahora por la jurisprudencia establecida por esta sentencia?

AR.- Más que de adherencia a códigos deontológicos u objetores, la problemática se deriva de la normativa vigente. Sólo en Andalucía y Aragón es obligatorio dispensar esa píldora. En cualquier otra comunidad no hay ningún problema, con independencia de adhesiones a códigos deontológicos. En relación con esto, me gustaría indicar que es más importante controlar y registrar a quién no actúa deontológicamente que a quién sí que lo hace.

IP.- Ana, ¿por qué vuestra posición en relación con la dispensación de la PDD?.

AR.- Existe una duda razonable que la PDD, al tener un mecanismo anti-implantatorio, puede producir un aborto (la no implantación de un ovulo fecundado) en un porcentaje de casos. Tenemos el deber de presentar la realidad científica tal cual es y comunicarlo así a nuestros compañeros.

IP.- El farmacéutico de Sevilla también ha tratado de ampararse en la objeción de conciencia para no dispensar preservativos ¿Qué opinión te merece esto?.

AR.- Desde mi punto de vista, en este aspecto cada uno debería actuar según sus creencias y conciencia. Los preservativos se venden en cualquier lado, hasta en las gasolineras, por lo que no hay peligro de que alguien no tenga acceso a ellos por este motivo. Y precisamente, el motivo por el que se le dio la razón al farmacéutico de Sevilla en la no-dispensación de la píldora de levonorgestrel se basaba en que era una farmacia situada en pleno centro de Sevilla y, por lo tanto, con más razón la objeción de conciencia debería respetarse también en el caso de un preservativo.

IP.- Supongo que actualmente estarás muy ocupada organizando las actividades de la AEFC para el presente “curso”. ¿Cuáles son los temas prioritarios para la AEFC en este momento? ¿Qué es lo que más os preocupa?

AR.- En primer lugar, nos gustaría enfocar la asociación en  atraer a los más jóvenes, haciendo que sea un referente para los farmacéuticos españoles; ya he hablado antes sobre el perfil de edad de los asociados.
Esto ha de hacerse desde la frescura y la libertad de saberse amados por Dios, y sin caer en estructuras y métodos que nos ahoguen y nos dificulten la realización de nuestra actividad.

En segundo lugar, me gustaría participar en una vuelta de la farmacia a lo esencial:la misericordia con los pacientes que vienen a nuestra farmacia,una información adecuada y no juzgarles, tal y como se hacía desde la farmacia de Elvira Moragas, en la que nos hemos reunido.

Como nos cuentan Los Evangelios, Jesús curaba constantemente enfermedades, y es lo que debemos hacer desde nuestra profesión: volver a lo esencial: ¡qué vocación tan bella tenemos en la farmacia!

IP.- Entiendo que las relaciones institucionales son muy importantes en el desarrollo de vuestra labor, entre ellas las relaciones con los colegios profesionales, máxime si se tiene en cuenta que el mismo equipo de gobierno estará 20 años al frente de El Colegio (caso del COFM). ¿Cómo es vuestra relación con el COFM? ¿Os encontráis considerados y respaldados por este organismo?

AR.- Son buenas y estamos trabajando para que sean todavía mejores. Evidentemente es un agente clave con el que contar para mejorar nuestra profesión.

A propósito de las relaciones institucionales, también estamos integrados en la Federación Internacional de Farmacéuticos Católicos, lo que es muy importante para potenciar nuestro trabajo y conocer las experiencias de otros compañeros en esta andadura.

IP.- También en referencia a relaciones institucionales. ¿Se preocupa La Iglesia Católica suficiente de aspectos relacionados con el ejercicio de nuestra profesión y con el medicamento? Entiendo que este aspecto es importante para guiar vuestra actuación en la AEFC. ¿Os encontráis suficientemente respaldados por las instituciones de La Iglesia Católica?

AR.- Lógicamente La Iglesia no se ocupa directamente de la farmacia. Nosotros sí lo hacemos, siguiendo La Doctrina social Católica. Para ello tenemos una excelente relación con La Iglesia. Tenemos un asesor espiritual, que es un médico – sacerdote designado por la Conferencia Episcopal.

IP.- He visto en vuestra web (http://farmaceuticoscatolicos.es/) que estáis alineados con el actual Pontífice Francisco, entre otras cosas, en la apertura de la AEFC: entiendo que, en general, estáis abiertos a prestar vuestros servicios a farmacéuticos no católicos que acudieran a vosotros con algún tipo de problema en el que tenéis experiencia como, por ejemplo, la objeción de conciencia, aunque en este caso no se fundamentara en la doctrina católica. ¿Es correcto?

AR.- Evidentemente debemos estar orientados hacia eso. Nuestro cometido en este aspecto es conseguir hacer viable esta directriz, lo cual no es fácil porque, como podrás imaginar, tenemos dificultades presupuestarias, como toda asociación. Y la apertura requiere recursos, además de voluntad. Pero la respuesta es sí.

IP.- Sobre las relaciones institucionales con los grupos políticos no me atrevo ni a preguntar, dado el carácter errático y sin rumbo que actualmente presenta todo el panorama político en España. No sé si quieres comentar algo; caso contrario pasamos pregunta.

AR.- Actualmente ningún grupo político representa a una persona que intente vivir coherentemente una vida de Fe.

IP.- Para terminar, me gustaría que me respondieras brevemente, con una frase, a varios temas de actualidad en nuestro sector:

  • Venta de medicamentos por internet. AR.- Me parece bien, pero creo que es en detrimento del trato humano que todos necesitamos, especialmente los que sufren alguna dolencia.
  • Copago farmacéutico. Los que trabajamos en este sector sabemos que hay gente que falla en la adherencia a sus tratamientos farmacológicos por la imposibilidad de copagar los medicamentos que tiene que tomar. AR.- En el resto de Europa se lleva haciendo así durante décadas, y entiendo el propósito del copago. Sin embargo creo que en muchos casos es necesario un análisis “caso por caso”, para evitar que se generen situaciones injustas.
  • Investigación genética y utilización de células madre. En un mundo en el que opioides ya no provienen sólo de Papaversomniferum sino también de las levaduras (ver mi post sobre ello), en el que los progresos en estos campos son cada vez mayores y más audaces, llegando incluso a transformar especies ¿Cuál es la posición de la AEFC en relación con esto?. AR.- La misma que la de la doctrina social de La Iglesia Católica, que es acorde siempre que se respeten los limites ecológicos, humanos y materiales, respetando la vida humana.  Iñigo, te recomiendo la lectura de la encíclica del Papa Francisco sobre estos temas: Laudato si. Es muy interesante. IP.- Gracias por el consejo, me la apunto.

IP.- Ha sido un placer estar contigo Ana, te deseo mucho éxito en la AEFC. Muchas gracias por tu tiempo. Como seguro que me he dejado cosas importantes en el tintero, me gustaría terminar con un comentario tuyo sobre lo que quieras.

AR.-La Iglesia nos enseña a servir a los demás; sólo así una persona puede ser feliz. Afortunadamente en la farmacia tenemos muchas oportunidades al día para servir a los demás, y no debemos desaprovecharlas.

Un abrazo y te invito a participar con nosotros.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario