lunes, 20 de abril de 2015

Drogas; de la Realidad a la Ficción ¿O es al revés?

"El escritor es un ingeniero del alma humana"
Iósif Vissariónovich Stalin
INTRODUCCIÓN

Con la novela Dune, de Franz Herbert,
laboratorio natural de la La Melange.
Desde hace unas semanas llevaba dando vueltas a la publicación de un post sobre drogas de abuso. Uno de los lectores de mi pasado post sobre homeopatía me dio una idea, a raíz de un comentario abierto que me dejaba bastante libertad de respuesta, y que lógicamente yo aproveché, dejándome llevar por mi interés en la ciencia ficción (Ci-Fi) y en las peligrosas drogas de abuso que tiene la costumbre de ofrecer este género. Así cité una de ellas en mi respuesta, La Melange (1), de la que hablaré más adelante. A raíz de ello, se me ocurrió abordar mi post sobre drogas de abuso acompañado de una revisión de las drogas de ficción más relevantes que ha proporcionado la literatura y el cine.

Me ha parecido un enfoque interesante, tanto por lo ilustrativo de los ejemplos de ficción aplicados a contenidos técnicos, como porque el panorama futuro que esboza la ciencia-ficción, está tremendamente relacionado con el mundo presente a través de una espiral en la que ambos se alimentan mutuamente: en el mundo de la ficción los escritores desarrollan ideas que, posteriormente, los científicos traen al mundo real y, viceversa, existen campos científicos extraordinariamente dinámicos, que sirven de inspiración a los artistas para llevar al límite estas tecnologías y ofrecernos impactantes panoramas futuristas. Así William Gibson, escritor de obras de estética CyberPunk, ha estado hablando de internet, de ciberespacio y de inteligencia artificial, mucho antes de que estos conceptos fueran desarrollados científica y tecnológicamente. El mundo de las drogas de diseño no es diferente; el desgraciadamente vasto campo en el que se desarrollan las mismas en la actualidad sirve de base a los artistas, para proporcionarnos novelas, cine, etc, que nos hacen viajar a un futuro distópico, ensombrecido por la existencia de tales terribles drogas de abuso. 

En relación con todo esto, con mi deformación profesional, así como con mi gusto por la ciencia ficción, especialmente aquella de estética CyberPunk, he decidido escribir este post sobre drogas de abuso, ilustrándolo con los ejemplos de las drogas de ficción más relevantes dentro de cada grupo, comentando su posible viabilidad, su relación con la realidad actual y los mecanismos en que podrían basarse. Un enfoque peculiar en un post que espero que los lectores disfruten leyendo, tanto como yo he disfrutado escribiendo.

Aunque hablaré de las terribles drogas de abuso que nos trae la Ci-Fi y de las actuales, hay que decir que en la Ci-Fi, incluso en la rama CyberPunk, también existen sustancias destinadas a hacer el bien, como es el caso de la que proporciona la curación del NAS (Nerve Attenuation Sindrome) de (2): terrible síndrome de degeneración neuronal idiopático, supuestamente debido a la proliferación tecnológica descrita en la novela, que ha cosido el espacio habitable de ondas y emisiones cuya consecuencia es esa terrible enfermedad tan discapacitante.

Supongo que el lector, al ver que el texto que está leyendo está a dos colores, pensará que he estado consumiendo algunas de las drogas sobre las que voy a hablar. Me complace indicar que no es así, que se trata de una idea que he importado de La historia Interminable (21) y de The Matrix (20) para diferenciar la ficción de la realidad: utilizaré rojo, cuando me refiera a drogas existentes actualmente, y el azul cuando lo haga sobre drogas de ficción.

DROGAS DE FICCIÓN VS REALES

Emplearé una clasificación según los efectos de las mismas, dentro de la cual, para diferenciar los diferentes subtipos, recurriré a estructura química unas veces y a caracterizaciones bioquímicas otras. Tras exponer cada categoría de drogas, llevaré a cabo la complicada labor de incluir las correspondientes drogas de ficción que pertenecen a cada una, lo que será enormemente ilustrativo para entender cada categoría.

Aunque muchas veces los límites entre las categorías no son perfectamente nítidos, sino que mas bien parecen fruto del consumo de alguna de estas sustancias, la categorización mejora enormemente la exposición y divulgación de conocimientos y sirve para hablar de ellos.

PSICOESTIMULANTES

Los efectos buscados con el consumo de sustancias psicoestimulantes son: sensación de energía y desaparición de la fatiga, reducción de las necesidades de sueño y alimento, sensación de apertura mental, expansión de la consciencia, sensación de inteligencia, euforia, mejora en el rendimiento y placer sexual, etc ... en muchos casos mezcladas con ciertos efectos psicomiméticos que, en este caso, son menores que con otro tipo de drogas como son las alucinógenas.

Extraído de (27)
Este grupo está constituido por un conjunto de drogas de altísima dependencia y toxicidad, inmediatamente por detrás en estos aspectos que algunas de las "drogas depresoras" que veremos más adelante, pero por delante del resto de grupos. Además son las que más refuerzo o craving (deseo irresistible de consumir compulsivamente una determinada sustancia) producen.

En general el efecto psicoestimulante se produce por medio del incremento de la concentración de catecolaminas en los espacios sinápticos para estimular sus correspondientes receptores. El tipo de catecolaminas más afectadas por esto depende de la droga empleada, así como también las diferencias en sus efectos. Los posibles mecanismos de acción para proporcionar ese incremento de catecolaminas en la hendidura sináptica son los siguientes:

1.- Bloqueo de los transportadores de recaptación de catecolaminas, destacando noradrenalina (NA) y dopamina (DA), que es el modo de acción de la cocaína. La tolerancia del organismo a la cocaína es mucho menor que la que existe frente a otras sustancias psicoestimulantes que se verán a continuación, existiendo por tanto un riesgo mucho mayor de sobredosis y de intoxicación aguda, de terribles consecuencias.

La cocaína, en su forma de hidrocloruro (aspecto blanco cristalino), se administra de diferentes formas: oral, esnifada o intravenosa. Sin embargo, en su forma base o libre (color marrón), es posible fumarla porque se volatiliza, convirtiéndose en una de las drogas más adictivas y peligrosas que existe: el crack. Ello es debido a que el subidón (efecto flash) se produce en segundos, más rápido incluso que la intravenosa, y a que el efecto es de una extraordinaria intensidad, incluso el doble que las demás formas, pero de mucha menos duración (17).

2.- Inversión del flujo de recaptación de catecolaminas mediante el transporte de la propia sustancia por el recaptador, y su posterior paso a las vesículas en las que se sintetizan las catecolaminas, expulsándolas de las mismas al citoplasma y haciéndolas salir a los espacios sináptios a través del funcionamiento de los recaptadores en sentido inverso. Este es el caso de la anfetamina y la metanfetamina (METH), siendo ésta última más potente gracias al grupo metilo presente en la amina. Este grupo confiere un mayor carácter lipofílico a la METH, lo que potencia su paso de la barrera hematoencefálica (BHE) y, además, la hace menos susceptible de ser eliminada por la acción de la enzima monoamino oxidasa (MAO). Estas dos sustancias además estimulan los receptores postsinápticos de catecolaminas. Aunque estos efectos se producen en general sobre todas las catecolaminas, destaca el efecto sobre la DA, serotonina (5-HT) y (NA).

La METH también se administra a través de numerosas vías:
  • En su forma cristalina, también llamada cristal o ice, de aspecto transparente, es susceptible de ser inyectada o fumada en pipas similares a las de crack. Estas, al igual que ocurre en el caso de la cocaína, son mucho más adictivas y también más prevalentes entre la población.
  • En su forma en polvo blanco, destaca su administración esnifada o vía oral.  


Metanfetamina (METH)
Anfetamina

3.- Una variante del mecanismo anterior, se da cuando éste es más selectivo hacia la 5-HT. Además de la inversión de flujo del recaptador de serotonina (SERT), las drogas de este subgrupo también suelen producir una estimulación directa de los receptores potsinápticos de serotonina. En menor proporción ocurre esto mismo con el resto de catecolaminas, como es la DA, pero destacándose la serotonina. Las drogas que se basan en este mecanismo son las denominadas drogas entactógenas, ya que facilitan la apertura y comunicación hacia las demás personas, proporcionando una sensación de bienestar y de seguridad en uno mismo. Entre tales destacan el éxtasis (MDMA) o Eva (MEDA).

Entre estas sustancias puede incluirse la bautizada por los medios como "droga caníbal", un psicoestimulante de estructura muy similar al MDMA, que convirtió algunas calles ibicencas en un escenario digno de la película The Walking Dead. Como ocurre con muchas de las drogas de diseño, para eludir barreras en su introducción en determinados mercados, se transaccionan como bienes aparentemente inocuos; en este caso sales de baño.



MDMA
MDPV (metilendioxipirovalerona )


#nota: no confundir este éxtasis (MDMA) con el éxtasis líquido (GHB), que es una droga hipnótica y depresora que actúa potenciando el sistema GABAérgico (ver epígrafe correspondiente más adelante).

Hay que destacar el empleo del MDMA con fines terapéuticos para facilitar psicoterapia y procesos introspectivos en individuos afectados por un shock de estrés posttraumático. 

Una variante química de las anteriores, pero que sigue el mismo mecanismo de acción, son las Bencilpipezazinas (BZP) como "Némesis", que actúan también potenciando la secreción y acción de la 5-HT mediante inversión del flujo del transportador de serotonina (SERT). Su efecto sobre los transportadores de DA y NA es menor, especialmente sobre este último. Sin embargo su condición inhibidora del receptor adrenérgico alfa-2, a su vez de carácter inhibidor, tiene como efecto el incremento de la secreción de NA también, a pesar de no actuar fuertemente invirtiendo el transportador de recaptación de NA. También presenta afinidad directa no selectiva por casi todos los receptores de 5-HT, lo que justifica sus moderados efectos halucinógenos y psicodélicos. 

Estructura farmacófora de las Bencilpiperidinas (BZPs)
Como en el caso de la "droga caníbal", este grupo de drogas se introducen importándolas legalmente como fertilizantes o antiparasitarios, que es lo que fueron las BZPs en su origen.

Veamos  continuación algunos ejemplos de drogas de ficción que se ubicarían en este grupo de psicoestimulantes. Igual que en la segunda guerra mundial y en la guerra de Vietnam se empleó la METH para mejorar el rendimiento, estado de ánimo y apertura mental en los militares participantes en ella, en la película Atmósfera Cero (9), la dirección de una explotación minera situada en un planeta remoto, ha organizado una cadena de suministro "ilegal" de una poderosa droga psicoestimulante, el Eutimol Polidiclórico, con el objeto de mejorar el rendimiento de los trabajadores de la misma. El Eutimol, tal y como es presentado en el filme, es un fármaco psicoestimulante de corte metanfetamínico, cuyo uso prolongado, igual que con la metanfetamina, produce la aparición de patologías psicóticas que, en el curso de la película, son causa de suicidios y conductas violentas.

Novelesco también es el empleo del Velocet, Drencom y Synthemesco, que hacen Alex y sus drugos, protagonistas de La Naranja Mecánica (7,8), para prepararse para sus sesiones de ultraviolencia. Estas drogas son consumidas mezcladas con leche (moloko) en pubs de diseño, en los que los expendedores de tal leche no son otros que los pezones de estatuas de mujeres desnudas, marca Kubrick.   Estas drogas les proporcionan una fuerza y energía suficiente para hacer frente a toda una serie de acontecimientos violentos con los que sus perturbadas mentes disfrutan. Como no puede ser menos, el consumo continuado de tales sustancias, les va llevando a comportamientos psicóticos que van deteriorando sus relaciones mutuas y les lleva a cometer fechorías cada vez mayores. A pesar de haber incluido estas drogas entre los psicoestimulantes, basándome en los hechos de la novela, parece que con la última de ellas, el synthemesco, el autor quiere significar "Synthetic Mescaline", lo que añadiría al moloko un componente alucinógeno.

Como droga entactógena es de destacar Fusión 9 (Merge Nine en el texto original) de Altered Carbon, de Richard K. Morgan (28): funcionalmente un derivado anfetamínico que la valiosa "funda" (cuerpo) en la que habita Miriam Bancroft, exuda en todas sus secreciones en respuesta a la estimulación sexual. De este modo la sustancia alcanza a su pareja y se produce una sincronización empática entre ambos, que hace llegar al clímax de su relación sexual de un modo insólito y muy intenso. Todo ello regado por algunos efectos alucinatorios de la droga y seguido por una resaca bastante aparente. Esto, además de una "funda" joven y perfecta, convierte a una centenaria veterana como Miriam Bancroft en preciado objeto del deseo. 

Es importante aquí comparar las dos drogas de Altered Carbon (28) que he citado: Fusión 9 y Betathanatina, ya que ambas son el ying y el yang de la empatía. La primera la refuerza poderosamente, con el objetivo de mejora de la relación sexual, y la segunda la anula, con el objetivo de la frialdad en la guerra. A pesar es este antagonismo de efecto, probablemente sus estructuras químicas no se parezcan en nada. 


ALUCINÓGENAS


Entre los efectos de este tipo de sustancias destacan:

  • 
    Extraído de (26)
    Hipersensibilidad sensorial: se perciben las cosas de un modo extraordinariamente vívido y distorsionado, hasta los objetos más irrelevantes.
  • Sinestesias: Se confunden las percepciones sensoriales provenientes de diferentes sentidos: se oyen colores, se ven sonidos.
  • Efectos alucinatorios en los que se distorsiona la realidad, incluyendo la percepción del tiempo. Destaca la visión de patrones de color, bien asociados a los objetos percibidos, bien aislados. 
  • Susceptibilidad emocional a la sugestión. La experiencia vivida por el individuo bajo los efectos de la droga, puede verse enormemente influenciada por la sugestión. Es por ello que la figura del "director del viaje", es común en el ritual de  administración de estas drogas: el objetivo de esto es evitar malos viajes y obtener las experiencias deseadas, a través de la sugestión de una tercera persona.
  • Experiencias enteogénicas en algunos casos, en las que el individuo se siente consciente de formar parte de la naturaleza y de una consciencia supraindividual y divina 
  • En muchas ocasiones los efectos son impredecibles, dependiendo enormemente de los estados anímicos y emocionales del individuo, así como de su entorno.
  • Frecuentemente se presentan efectos persistentes, aún después del aclaramiento de la droga del organismo. Así pueden presentarse recurrentemente experiencias vividas bajo los efectos de la droga, meses o incluso un año después de haberla dejado de consumir; son los denominados flashbacks.  Todo ello es señal de su potencial en cuanto a las secuelas permanentes que pueden llegar a dejar estas drogas. Unas drogas que, aunque no se caractericen por su potencial adictivo, presentan un potencial peligro igual de importante, que son las secuelas psicológicas permanentes.
Se trata de un grupo de drogas menos adictivas que los psicoestimulantes o que los depresores y que, además, presentan un menor refuerzo o craving. Pero no por ello son menos peligrosas, como puede verse en el epígrafe de "efectos nocivos", dando lugar a peligrosas patologías psicológicas y neurológicas que son irreversibles.

El mecanismo general de acción de estas drogas se basa en el agonismo parcial de los receptores de serotonina 5HT2, especialmente el 5HT2A. El ejemplo más clásico es el LSD, molécula muy versátil por ser capaz de interactuar con numerosos receptores, debido a la cantidad de grupos farmacóforos que contiene su estructura, ver figuras a continuación. Como se ha indicado, destaca su actividad sobre los receptores de serotonina 5HT2, pero también sobre receptores de DA.




Farmacóforo de la serotonina
contenido en el LSD
Farmacóforo de la dopamina
contenido en el LSD

El LSD es una droga semisintética que se obtiene realizando operaciones químicas sobre el ácido lisérgico, potente alcaloide del hongo Claviceps purpurea, cuyo hospedador frecuentemente es el centeno.

Entre las drogas alucinógenas son de destacar también las feniletilaminas, derivados metoxilados de la anfetamina como son: DOM, DOI y DOB. La distribución de los grupos sustituyentes en torno al núcleo feniletilamínico es determinante de su efecto. Así las "anfetaminas alucinógenas", como las que se muestran a continuación, suelen contar con un grupo voluminoso en "para" y llevar dos o más grupos metoxi en otras posiciones; además no llevan sustituyentes voluminosos en la amina. Es de notar el contraste existente con las "anfetaminas psicoestimulantes" vistas más arriba, cuya potencia aumenta incorporando sustituyentes voluminosos y lipófilos a la amina.

Sin embargo muchas veces lo efectos de las sustituciones son impredecibles. Ello, unido a la gran dinámica sintética que existe con este tipo de fármacos, obtenidos normalmente a partir de la efedrina en laboratorios clandestinos, en los que un proceso productivo mal controlado genera muchos subproductos, hace que en la calle existan drogas de efectos insospechados. Como ejemplo de esta dinámica en la producción de derivados anfetamínicos, baste con citar la droga bautizada el verano de 2014 como "droga caníbal", de la que ya se ha hablado más arriba, por estar incluida entre las psicoestimulantes.





DOI
DOB
DOM o STP (Setenity, Tranquility, Peace)

La mescalina es otra droga alucinógena que posee una estructura muy similar a las anteriores. Sin embargo su origen es natural, procede de un cactus denominado vulgarmente Peyote (Lophophora williamsii). En la ficción literaria existen algunas peligrosas variantes sintéticas, como probablemente sea el synthemesco (7,8) del que ya se ha hablado anteriormente, componente del moloko que preparaba a los drugos de La Naranja Mecánica, para una nueva sesión de ultraviolencia.


Mescalina
Las alucinaciones de la mescalina presentan algunas características particulares respecto a las originadas por el LSD: destaca más la colorización, aplicada a todo tipo de formas geométricas, incluso fractales. Muy característica es la cubicación de la realidad, en la que la misma se aprecia de un modo similar a como nos la presenta un cuadro cubista. Por lo demás las experiencias alucinatorias tienen las características comunes ya indicadas.

Otro grupo de sustancias alucinógenas son las indolalquilaminas, como la psilocibina, la harmalina o la ibogaína. Entre ellas destacaré la psilocibina (4-PO-DMT) y psilocina, principios activos del hongo Psilocybe spp,  que son potentes drogas alucinógenas entre cuyos efectos, además de los generales indicados para los alucinógenos, destacan fuertes distorsiones en la percepción del tiempo, así como la potencialización de procesos introspectivos que desembocan en experiencias espirituales enteogénicas, en las que el individuo se siente consciente de formar parte de la naturaleza y de una consciencia supraindividual y divina. Es por ello que esta droga se ha empleado frecuentemente en contextos religiosos y rituales de diversas culturas.

Dentro de este grupo nos encontramos en la ficción con drogas como el psicofármaco referido como "tracking serum" en la novela Divergent (4), que es empleado por los miembros de Erudición para esclavizar a los miembros de Osadía y, de este modo, dar un golpe de estado. Es un ejemplo de drogas empleadas con fines de control mental y esclavización. Igual ocurre con el suero de la verdad referido como "terror-inducing drug" en Insugent (16) que, aplicado a una persona, le induce a decir la verdad como medio para no enfrentarse con sus peores terrores. Aunque se trata de dos novelas de ficción, el control mental y las metodologías para obtener "esclavos mentales" no lo son. No han llegado a nada realmente efectivo, pero se han hecho muchos experimentos destinados a ello que han obtenido resultados moderados a un precio muy elevado. Entre estos experimentos destacan los llevados a cabo por la CIA y el MI6 (servicio secreto británico). En 1953, el director de la CIA lanzó la operación MK ULTRA, que acogió gran cantidad de proyectos destinados a estos fines. En ellos destaca la utilización de drogas alucinógenas, especialmente LSD, como coadyuvantes del resto de técnicas de control mental. El lector interesado puede encontrar más detalles en (19) y (22). He incluido alguna vez algún tuit aludiendo MK ULTRA,  que puede consultarse aquí. 

En esta línea de acción estaría también el psicofármaco empleado por El Espantapájaros (Scarecrow) en Batman Begins (13), para doblegar la voluntad de sus enemigos y vencerles, así como para envenenar a todos los ciudadanos de Gotham.

Otro ejemplo es el Slo-Mo, de Slow - Move, que es una curiosa droga con la que trafican las bandas que habitan en la ciudad en la que el Juez Dredd impone el orden (19). Se administra a través de un inhalador, siendo uno de sus efectos destacables la ralentización en la percepción del tiempo llevada al límite, además de diversos efectos alucinatorios. Al igual que con los alucinógenos reales, el efecto depende tanto del estado anímico-emocional del individuo en ese momento, como de la influencia de su entorno más inmediato, de modo que, un estado placentero vivido bajo el Slo-Mo, puede llegar a ser una eternidad de placer, el nirvana; sin embargo los peores castigos, administrados bajo los efectos del Slo-Mo, pueden hacer que los últimos momentos de la existencia de alguien sean un eterno infierno.

DISOCIATIVAS

Aunque la barrera entre las drogas alucinógenas y las disociativas es laxa, existen determinados efectos de estas últimas que las caracterizan totalmente: se trata de la disociación del individuo de su propio entorno, sintiéndose fuera del mismo así como de su propio cuerpo. Entorno y cuerpo aparecen también distorsionados en unas vivencias de uno mismo que se percibe desde fuera.

Las drogas más características de este grupo actúan como antagonistas sobre el receptor de glutamato (Glu), y son la fenciclidina y la ketamina, ambos de carácter anestésico.

Por otro lado hay un opioide sintético, utilizado en farmacia como antitusivo, como es el dextrometorfano que, adecuadamente concentrado y cristalizado, se conoce como Crystal Dex, que es una droga callejera de fácil síntesis y efectos disociativos.

En la literatura encontramos la Melange, droga-especia que constituye uno de los ejes en torno a los que se articulan las fantástica novelas de Ci-Fi de la saga DUNE (1), y que tiene características tan peculiares que no es fácil de categorizar. Quizá debería haberla incluido bajo el epígrafe "no sabría como catalogar", que se incluye más adelante. Sin embargo la he incluido en este por sus efectos sobre la capacidad de visualización del futuro que facilita en algunos casos,  y que presupone ciertas capacidades disociativas de la droga para poder ver otra realidad diferente de la actual, como es el futuro, e incluso a uno mismo en el futuro. A parte de esto, los efectos de esta droga son de lo más variado e inclasificable:
  • Efectos fisiológicos y anatómicos: viraje del color de los ojos hacia azul; aumento de la esperanza de vida y mejora de la salud en general; metamorfosis anatómica en aquellos que consumen grandes cantidades, como son los navegadores estelares; dependencia y adicción.
  • Efectos psicológicos: incremento de las capacidades mentales hasta el punto de facilitar la prescencia o visión del futuro; ciertas sensaciones enteogénicas que despiertan la conciencia de la unidad del individuo con el resto del universo; dependencia y síndrome de retirada.

HIPNÓTICOS / ANSIOLÍTICOS / DEPRESORES

Los efectos que proporcionan este tipo de drogas son: relajación con euforia, desinhibición, socialización, locuacidad, sensaciones placenteras diversas, hilaridad, etc, así como también, en el caso de los opioides agonistas kappa, se producen efectos psicomiméticos alucinatorios si se administran en dosis altas (23). De todos los grupos de drogas revisados, estas son las más adictivas, las que presentan un mayor refuerzo o craving y toxicidad más grave, estos dos últimos aspectos junto con el grupo de las drogas psicoestimulantes.

En general este grupo de drogas basan sus efectos en la acción sobre varios tipos de receptores:
  • Los receptores GABA, cuyo ligando fisiológico es el ácido-γ-aminobutítico. A este grupo pertenecen las benzodiacepinas (BZD), el alcohol y el éxtasis líquido (ácido-γ-hidroxibutítico o GHB). 
  • Los receptores opioides, cuyo ligando fisiológico son péptidos endógenos como son las encefalinas. A este grupo pertenecen los opioides y opiáceos. Estas sustancias originan un craving muy intenso, fruto de que la estimulación de receptores opioides µ  desencadena, a través de diversos circuitos neuronales, una liberación de importantes concentraciones de DA en el núcleo accumbens y corteza prefrontal. Por otro lado, la alta intensidad y gran brevedad de sus efectos placenteros (efecto flash), hacen que el síndrome de retirada sea muy fuerte. 
  • Los receptores cannabinoides, cuyo ligando interno son ácidos grasos derivados del ácido araquidónico como, por ejemplo: anandamida (araquidoniletanolamida) y 2-araquidonilglicerina (2-AG).
  • Diversos mecanismos y receptores involucrados en el empleo de sustancias inhaladas como óxido nitroso (anestésico) y nitritos de ciclohexilo; estos últimos también se conocen como poppers, y se  emplean para aumentar la potencia y el placer sexual.
Especial mención por ser menos conocida, merece una droga natural que pertenece al grupo de los opioides como es la Salvia divinorum, cuyos principios activos son agonistas del receptor opiáceo kappa produciendo, entre otros, efectos alucinógenos y psicomiméticos. Esta droga ha sido empleada hace siglos por los chamanes mayas con fines religiosos y rituales.

De todos los grupos de drogas de abuso que se han tratado en este post, este es el que contiene más aplicaciones terapéuticas:
  • las BZDs como ansiolíticos (bromacepam), hipnóticos (loracepam) y relajantes musculares (diacepam),
  • los opioides como analgésicos generales en el manejo del dolor moderado e intenso (fentanilo, oxicodona, morfina, etc); en la deshabituación y mantenimiento de toxicómanos (metadona, buprenorfina), campo en el que actualmente colaboro con la Agencia Antidroga de la Comunidad de Madrid.  
  • los cannabinoides como antieméticos en quimioterapia (dronabinol y nabilona); en el tratamiento de la anorexia asociada a SIDA (dronabinol); en el tratamiento de la espasticidad refractaria de la esclerosis múltiple (nabiximols); y en el dolor que es refractario a otros tratamientos (nabilona y nabiximols). (24)
Para preservar estos importantes usos terapéuticos  de los opioides en los pacientes que los requieren y, a la vez reducir el riesgo de abuso, la FDA acaba de elaborar unas guías o recomendaciones con enfoques tecnológicos para el diseño de especialidades médicas susceptibles de abuso, en las que se propone a los laboratorios fabricantes unas pautas para diseñar especialidades farmacéuticas de este tipo, de las que no se pueda abusar. Ver mi tuit con link al documento de la FDA.

Sobre lo visionario de Aldous Huxley al introducir una droga del estado como la SOMA en su libro, Un Mundo Feliz (11), ya he incluido algún tuit (ver). Esta droga perfecta es empleada por los poderes fácticos que gobiernan Un Mundo Feliz, con el objeto de mantener a sus ciudadanos sometidos, alejados de ideas revolucionarias, conformes con sus quehaceres e integrados en la sociedad distópica que se ha construido ... felices. Si en algún momento la más mínima desazón, ansiedad, disgusto, estrés o pensamiento negativo se apoderara de ellos, una dosis de SOMA hace desaparecer esos sentimientos. A pesar de ciertos efectos alucinógenos de la droga, la he incluido en este grupo por coincidir en el grueso de sus efectos con las drogas del mismo, en el que además, también se encuentran algunas con efectos alucinógenos como son determinados opiáceos agonistas kappa. Sin embargo, además de con los opiáceos, la SOMA también presenta efectos comunes a las BZDs e, incluso, a un grupo de medicamentos de los que no voy a hablar, que son los antidepresivos.

# Nota: no confundir la SOMA de la que estoy hablando, con el nombre que se le da en algunos países a un relajante muscular como es el carisoprolol.

Respecto a los hipnóticos de ficción, son de destacar los potentes hipnóticos que empleaban los protagonistas de Origen (Inception) (15), para profundizar por etapas en una cadena de universos oníricos, cada uno dentro del precedente, como si de muñecas Matrioska se tratara.

La Betathanatina (the Reaper en la novela) es una droga depresora que aparece en Altered Carbon (28). Su uso legal es principalmente militar y en investigación:
  • En dosis bajas, esta droga reduce la transmisión nerviosa en determinadas vías, debido a su carácter inhibidor. Ello produce una ralentización de las constantes vitales dependientes del sistema nervioso autónomo  (calor, ritmo cardiaco, etc); el resultado es que el militar que la consume no puede ser detectado fácilmente por los detectores antipersona presentes en las instalaciones militares existentes en el mundo de la novela. La droga además, libera al militar de todo tipo de remordimientos de conciencia y de limitaciones impuestas por su sistema límbico, para enfocarse fría y objetivamente en lo que está haciendo.  

Un uso ilegal derivado de esto, es la administración para liberarse mentalmente de problemas y lazos emocionales. 
  • En dosis más elevadas, se emplea en investigación para llevar a individuos a estados cercanos a la muerte, sin las alteraciones fisiológicas impuestas por su sistema límbico en estos casos. Como uso ilegal a estas dosis, destaca su empleo por jóvenes para vivir experiencias cercanas a la muerte, en un entorno de ficción en el que la "muerte real" no ocurre con facilidad. 
Es importante aquí comparar las dos drogas de Altered Carbon (28) que he citado: Fusión 9Betathanatina, ya que ambas son el ying y el yang de la empatía. La primera la refuerza poderosamente, con el objetivo de mejora de la relación sexual, y la segunda la anula, con el objetivo de la frialdad en la guerra. A pesar es este antagonismo de efecto, probablemente sus estructuras químicas no se parezcan en nada. 

NO SABRÍA COMO CATALOGAR

La fantástica película "Sin Límites" (6), basada en la novela "The dark Fields" (5), nos habla de una droga denominada NZT-48 o MDT-48, según estemos viendo la película o leyendo la novela, respectivamente. Se trata de una droga que es capaz de potenciar la mente humana hasta tal límite que es posible realizar auténticas proezas como: recordar y clasificar absolutamente toda la información que nos ha bombardeado a lo largo de nuestra vida, clasificar y manejar datos de un modo ilimitado, empatizar socialmente de tal modo que es muy fácil influir en los demás, etc. Habilidades que el protagonista de la película, encarnado por el genial Bradley Cooper, lleva hasta límites insospechados para triunfar ... realmente más allá del límite. Todo ello a costa de un potencial adictivo y de un craving que no tienen comparación; hasta tal punto que llevan al protagonista a beberse la sangre de otro para aprovechar la concentración plasmática de la droga en la misma y, de ese modo, superar el síndrome de abstinencia. Fisiológicamente esta droga tiene algo en común con la Melange, de la que ya se ha hablado: pone los ojos de un azul intenso.

Evidentemente tal droga no existe, pero ... ¿en qué mecanismos podría estar basada?: La facilitación de conexiones sinápticas que ya han ocurrido, para incrementar su disponibilidad en el futuro (claves en la memoria y el aprendizaje), está basada en la enorme plasticidad de las vías de Glu que, por otra parte, son las más numerosas en nuestro sistema nervioso, estando prácticamente conectadas con el resto de las vías. A este mecanismo de facilitación sináptica se conoce como "potenciación a largo plazo" o LTP. Es por ello que parece que el desarrollo de una droga de este tipo podría estar basado en acciones farmacológicas sobre las vías de Glu, reforzando los procesos de LTP. Sin embargo este es un campo tremendamente peligroso por la importancia de estas vías, involucradas en procesos tan peligrosos como la excitotoxicidad, responsable de la muerte neuronal. Es por ello que la acción sobre estas vías ha de realizarse a través de moduladores bioquímicos, más que a través de agonistas o de antagonistas; para más información sobre ello, ver  el siguiente post de mi blog, en el que hablo sobre la memantina y las vías de Glu:

 http://blog.farmazia.net/2015/02/agonistas-parciales-moduladores.html

Para terminar mi revisión sobre drogas de ficción, no podía dejar de hablar de una droga tan entrañable como la pócima mágica con la que el druida Panoramix hacía que sus galos fueran invencibles en sus enfrentamientos con los romanos (14). Droga que, tomada en altísimas dosis, como la que se adminstró accidentalmente Obelix al caerse de pequeño dentro de la marmita en la que se preparaba la misma, proporciona estos efectos de un modo irreversible, sin necesidad de volver a ser administrada.

EFECTOS NOCIVOS DE LAS DROGAS

A pesar de la inocuidad de las drogas de ficción para la mente de los lectores, sus alter-ego en el mundo real son tremendamente peligrosos para ella. A continuación resumiré brevemente sus principales efectos nocivos para la salud, centrándome en los efectos psicológicos de las drogas del tipo de las que se han revisado en este post.

1.- BASADOS EN LA FARMACOLOGÍA DE LAS DROGAS

1.1.- Flashbacks. Se trata de un efecto a largo plazo y dramático de determinadas drogas, sobre todo alucinógenas, disociativas y psicoestimulantes. En estos casos es posible que, meses o incluso un año después del consumo,  determinadas vivencias que el consumidor tuvo cuando estaba bajo los efectos de las drogas, se apoderen de sus sentidos y de su mente durante intervalos breves de tiempo.
1.2.-Persistencia. La reacción adaptativa del organismo al consumo de drogas, produce cambios a nivel bioquímico, celular y fisiológico en el organismo, que modifican  de un modo permanente las relaciones de éste con la droga (abstinencia, tolerancia) y con el medio exterior e interior(fisiopatologías de diversa índole). Ejemplos de esto son: la degeneración de los terminales serotoninérgicos del sistema nervioso central debido al consumo de MDMA, los flashbacks que produce esta misma sustancia, o las pérdidas de memoria producidas por la fenciclidina, que persisten meses. En resumen, se producen cambios permanentes en el sistema nervioso que, en muchos casos son irrecuperables tras el abandono del consumo y, en otros, lleva años.
1.3.- Craving: deseo irresistible de consumir compulsivamente una determinada sustancia, que desemboca en una alteración de la escala de valores del individuo en la que todo se somete al objetivo de consumir la droga, incluso su propia vida, familia, necesidades humanas, etc.
1.4.- Tolerancia. La tolerancia consiste en la necesidad de incrementar la dosis de droga para obtener los mismos efectos, debido a diversos mecanismos adaptativos que pone en marcha el organismo como reacción homeostática, bioquímica, etc ... al consumo de drogas. Destacar aquí que, aunque la tolerancia en general se desarrolla sobre una misma droga en función de su consumo, existen casos de tolerancia  cruzada entre drogas, como ocurre con los alucinógenos: el consumo de alucinógenos de un tipo puede desarrollar tolerancia sobre otros alucinógenos, de los será necesaria más dosis para conseguir los efectos deseados, aunque no formen parte de las drogas de consumo habitual.  
1.5.- Dependencia y síndrome de retirada. La gran mayoría de las drogas sobre las que se ha hablado en el post, presentan enorme potencial adictivo, especialmente en las variedades vaporizables, que se pueden fumar, como es el crack (variedad de la cocaína que se fuma) o el ice (variedad de la metanfetamina que se fuma) debido, principalmente, a la inmediatez de sus efectos, su enorme intensidad, y su escasa duración. Estas características proporcionan a las drogas un enorme potencial adictivo, como también ocurre en el caso de la heroína, caracterizada por su efecto flash: muy intenso y de corta duración.
1.6.- Las Psicosis, patologías que están dentro del grupo de las más severas que amenazan a la mente humana, destacando la esquizofrenia, son el denominador común del consumo de alucinógenos y psicoestimulantes, incrementándose además el riesgo de padecerla en los consumidores crónicos de algunas drogas "blandas" como el cannabis.
1.7.- Todo tipo de efectos fisiológicos en los que no entraré, que dependen del tipo de droga, y que, entre otros comprenden: inmunodeficiencias; trastornos cardiovasculares; trastornos digestivos; hipoxia tisular; apneas; isquemias cardiacas (angina, infarto) y cerebrales (ictus) producidas por los efectos vasoconstrictores de la cocaína y de la metanfetamina; arritmias producidas por la cocaína y la metanfetamina; depresión respiratoria producida por opiáceos;  reducción de la materia gris cerebral observada en consumidores de metanfetamina; anorexia producida por los psicoestimulantes, alteraciones de la presión sanguínea; alteraciones de la temperatura corporal; daño a las neuronas dopaminérgigas debido al consumo de METH o de cocaína; la degeneración de los terminales serotoninérgicos del sistema nervioso central debida al consumo de MDMA; alteraciones en los dientes producidas por la METH; etc. 

2.- BASADAS EN LOS DEFECTOS DE CALIDAD DE LAS DROGAS DE DISEÑO

Estos efectos nocivos derivan de que muchas de las drogas de diseño han sido concebidas para ser utilizadas por el ser humano, desde el punto de vista farmacológico y, por otro lado, de que sus estándares de calidad no son apropiados para el uso humano. Así las BZPs originalmente son antiparasitarios, o la "droga caníbal" sales de baño, por no hablar de pegamentos, combustibles, etc. Además en los procesos clandestinos de fabricación de drogas sintéticas, se generan subproductos de índole insospechada debidos a defectos del proceso productivo y a una falta de purificación. Este hecho trae consigo la existencia de una serie de sustancias colaterales, subproductos, derivados de una fabricación y purificación insuficiente, que pueden llegar a ser extraordinariamente nocivos para la salud.

Los defectos de calidad también pueden provenir de la adulteración, si bien es cierto que este caso es más relevante para las drogas de origen natural o semisintético, como cocaína o heroína, que para las sintéticas.

Entre los riesgos para la salud derivados de todo ello están:

2.1.- Enfermedades degenerativas como el Parkinsonismo
Un ejemplo del tipo de sustancias nocivas derivadas de un proceso de fabricación clandestino, deficiente, que no purifica las sustancias sintetizadas, es el caso de la presencia de MPTP junto con MPPP (heroína sintética), como subproducto de su fabricación. La naturaleza química de este suproducto, MPTP, lo convierte en sustrato de la MAO-B en las células gliales del sistema nervioso, lo que acaba transformándolo en MPP+ (25), de elevada toxicidad, que es captado por las neuronas dopaminérgicas a través del transportador de DA, consecuencia de lo cual se produce su muerte celular, resultando un parkinsonianismo derivado de un único consumo (17).  El mecanismo de degeneración de las neuronas dopaminérgicas que se ha indicado, se debe a la enorme reactividad de la especie MPP+ para unirse a macromoléculas orgánicas (proteínas con diversas funciones, ADN, etc), ver esquema a continuación. Esta alteración de las macromoléculas orgánicas que quedan unidas al MPP+ trae consigo, en función de su naturaleza:
  • la distorsión del proceso de fosforilación oxidativa mitocondrial por inactivación de determinadas proteínas de la cadena de transporte de electrones, resultando tanto en un aumento de las especies reactivas de oxígeno (ROS) en la célula, como en un déficit energético por ausencia de ATP, que deriva en la imposibilidad de trabajo de las bombas ATPasa que mantienen la homeostasis intracelular del calcio; la distorsión de esta homeostasis trae consigo la muerte celular. 
  • la inactivación de determinadas enzimas participantes en el ciclo de los ácidos tricarboxílicos, que refuerza el proceso anterior de déficit de ATP.
  • Otros, ver (25).
Posibles mecanismos de unión e inhibición de macromoléculas orgánicas del MPP. Elaboración propia
Igual ocurre con el MDMA o éxtasis; existe una relación causal que demuestra su relación con la aparición de parkinson a edades tempranas (18).

2.2.- Afecciones renales.
El enorme abanico de excipientes utilizables para vehicular y/o adulterar las drogas hace inviable hablar de ellos o clasificarlos; máxime cuando también se emplean sustancias que no están ni pensadas, ni destinadas al hombre. Simplemente recalcar que, como órganos encargados de la metabolización y eliminación de sustancias extrañas, el hígado y el sistema renal, están entre los principales afectados por excipientes peligrosos.

3.- BASADAS EN LA FARMACOCINÉTICA

Naturalmente existen interacciones farmacocinéticas de las drogas de abuso con numerosos fármacos y alimentos, como ocurre con la mayoría de los fármacos. Sin embargo, dado que no se trata de perjuicios específicos de este tipo de sustancias, sino que suponen efectos nocivos comunes a los de otras sustancias y fármacos no empleados como drogas de abuso, no entraré a tratarlas en este post.

4.- BASADAS EN LOS DISPOSITIVOS DE CONSUMO

Sobradamente conocidas, en las que tampoco entraré aquí y simplemente citaré algunas: transmisión de infecciones en las inyectables, daños en las mucosas por las sales esnifables potenciados por los efectos isquémicos locales de las mismas; ingestión accidental del líquido volatilizable de los poppers, sobredosis, etc...

CONCLUSIONES

Como conclusión de todo ello, lo mejor de las drogas de abuso es que queden restringidas al mundo de la ficción, donde pueden permanecer para ser observadas y estudiadas de un modo inocuo ... ¿o no es inocuo?: Ya Matilde Asensi en su obra (3) escribe sobre un texto en lenguaje Aymara que, leído rítmicamente, su fonética produce una respuesta bioquímica en el organismo que lo lleva a una parálisis y colapso total. Así mismo, actualmente se está hablando de "drogas sonoras", que son secuencias de sonidos que prometen efectos similares al de diversas drogas físicas ... desde mi punto de vista, actualmente son Ci-Fi pero ... ¿y más adelante?.

Finalmente, y para concluir, me gustaría hacer algunos comentarios sobre un tema que recientemente ha generado mucho revuelo, como es la apertura del debate sobre la legalización de drogas que propone Albert Rivera, presidente de C's. Si bien es cierto que el manejo de las drogas por parte de los Estados es tremendamente peligroso, y en este post se han revisado numerosos ejemplos tanto en la realidad (proyecto MK Ultra de la CÍA y experiencias del MI6 británico) como en la ficción (distopías como Divergente, Insurgente, Un Mundo Feliz, etc ... ), la legalización de las mismas por El Estado es un tema bien distinto. Sus beneficios podrían ser importantes si la legalización está bien diseñada: 1.- seleccionando adecuadamente las drogas a legalizar; 2.- acompañando la legalización con información a la ciudadanía sobre los riesgos de consumir tales sustancias; 3.- regulando adecuadamente todo el proceso productivo y logístico; 4.- Empleando la recaudación que reporte al Estado para reforzar la lucha contra las drogas; etc. 

¿Qué beneficios se podrían obtener?

1.- En primer lugar, se reduciría la morbilidad derivada del consumo de drogas, ya que se eliminaría parte de las sustancias perjudiciales contenidas en las mismas, exceptuando el principio activo de la propia droga, y que se han incorporado bien para adulterar, o bien como subproductos de un proceso productivo clandestino y deficiente. Ya se han visto los peligros de tales sustancias que, en muchos casos son responsables de patologías tan graves como el Parkinsonianismo precoz (17,18) o insuficiencias renales o hepáticas fulminantes.

2.- En segundo lugar, la cuota de mercado de las drogas de abuso para uso humano, dentro de las cuales estaría el subconjunto de drogas legalizadas, tendería ser el 100%, relegando a un plano marginal sustancias tan peligrosas como los pegamentos, los combustibles, o determinados antiparasitarios y fertilizantes de los que ya se ha hablado (BZPs y otros que ni siquiera conocemos). Ya se ha visto que, si bien las drogas son peligrosas en sí, el hecho de que muchas de ellas ni si quiera estén pensadas, ni reunan las condiciones de calidad para su consumo humano, las hace todavía máss peligrosas. 

3.- En tercer lugar, los "impuestos" (actualmente comisiones) sobre el tráfico de drogas irían a financiar al Estado en lugar de a las mafias; de este modo servirían para poder atender las patologías de los consumidores que, a pesar de la información disponible sobre los peligros de las drogas, han tomado la decisión libre de consumirlas. Estos fondos además servirían para financiar acciones preventivas y de promoción de la salud, como pueden ser programas informativos de distinta índole sobre los peligros de las drogas.

4.- En cuarto lugar, se reduciría la criminalidad y los delitos asociados al tráfico de drogas, que pierde su sentido con la legalización y que, en muchos casos incluso llega a la inducción de consumo a individuos, para hacer negocio una vez que éstos se han "enganchado", o a la obligación de consumo a individuos que libremente no han tomado esa opción, para tenerlos controlados una vez que se han enganchado; así ocurre en determinados casos de trata de mujeres extranjeras. Ya se ha visto en este post, como determinadas drogas debilitan la voluntad y, además, crean una dependencia atroz respecto de la fuente que les proporciona la droga, por las dificultades para conseguirla.

5.- etc.

Con estos comentarios quiero indicar simplemente que la legalización de determinadas drogas, bien diseñada y planificada, puede traer consigo beneficios para la sociedad en la lucha antidroga, por muy paradójico que esto pueda parecer. Sin embargo hay que advertir que se trata de una alternativa extraordinariamente complicada, que se ha de llevar a cabo con sumo cuidado, siempre con el apoyo técnico de los profesionales sanitarios y del orden público y, naturalmente, con el apoyo ideológico de la mayoría de la sociedad.   


ANEXO A RESPUESTAS A COMENTARIOS
He añadido este apartado para mostrar imágenes e información relativa a las respuestas que he dado a los comentarios del blog.

Test multidroga basado en inmunoensayo sobre muestra de orina. Es cualitativo (sí / no).
Rápido y de lectura similar a un test de embarazo. 

Características técnicas del test multidroga de la fotografía anterior, donde se indican tiempos
límite de detección postconsumo.

Tiempos de eliminación aproximados de diferentes drogas en el organismo. Fuente COFM. 


BIBLIOGRAFÍA

 
(1) Frank Herbert. Dune. 1ª Edición en 1965

(2) William Gibson. “Johnny Mnemonic”. Omni Magazine, 1981

(3)  Matilde Asensi. El Origen Perdido. Editorial Planeta, 2003

(4)  Veronica Roth. Divergent. HarperCollins, 2011.

(5) Alan Glynn. “The Dark Fields”, 2001

(6) Neil Burger. “Limitless”, 2011.

(7) Anthony Burgess. “A Clockwork Orange”, 1962

(8) Stanley Kubrick. “A Clockwork Orange”, 1971

(9) Peter Hyams. “Atmósfera cero” (Outland), 1981.

(10) John Wagner. Judge Dredd. Revista de comics 2000 AD, 1977.

(11) Aldous Huxley. “Brave new world”, 1932

(12) Bill Finger y Bob Kane “Riddle of the Human Scarecrow”. World's Finest Comics Nº 3, 1941

(13) Christopher Nolan. Batman Begins, 2005.

(14) René Goscinny. “Astérix el Galo”. Revista Pilote, 1959

(15) Christopher Nolan. Inception, 2010.

(16) Veronica Roth. Insurgent. HarperCollins, 2012

(17) Enno Freye. Pharmacology and Abuse of Cocaine, Amphetamines, Ecstasy and Related Designer Drugs; A Comprehensive Review on their Mode of Action, Treatment of Abuse and Intoxication. Springer, 2009: 184.

(18) Parrott AC, Buchanan  T, Heffernan TM Scholey A, Ling  J, Rodgers J. Parkinson’s disorder, psychomotor problems and dopaminergic neurotoxicity in recreational ecstasy/MDMA users. Psychopharmacology, 2003; 167:449–450.

(19) Fritz Springmeier and Cisco Wheeler. The Illuminati Formula Used to Create an Undetectable Total Mind Controlled Slave. Primera edición, privada del propio autor, 1996.

(20)  Lana y Andy Wachowski. The Matrix, 1999.

(21) Michael Ende. La Historia Interminable. Salvat, 1987

(22) John D. Marks. The Search for the "Manchurian Candidate": The CIA and Mind Control: The Secret History of the Behavioral Sciences. W. W. Norton & Company, 1991.

(23) Álvarez Y, Farré M. Farmacología de los opioides. Adicciones 2005; 17(2):21-40.

(24) Howard P, Twycross R, Shuster J, Mihalyo M, Wilcock A. Cannabinoids. Journal of Pain and Symptom Management, 2013; 46(1): 142-149.
(25) Schmidt N, Ferger B. Neurochemical findings in the MPTP model of Parkinson’s disease. J Neural Transm, 2001; 108: 1263–1282




(27) http://cdn.vectroave.netdna-cdn.com/wp-content/uploads/2009/12/Firmorama-Graphic-Design-3.jpg
(28) Richard K. Morgan. "Altered Carbon". Del Rey Books, 2003.  



 

6 comentarios:

  1. Llevo siguiéndote desde hace unas semanas porque me parece que haces unas publicaciones rigurosas, interesantes y al día. En especial quería felicitarte por esta última entrada. Me parece una pasada; es complicado contar algo de contenido científico riguroso, de un modo tan entretenido. Me ha gustado mucho este tipo de enfoque. Sólo he echado de menos hablar algo sobre terapias de recuperación para consumidores de este tipo de sustancias.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por la felicitación. Precisamente lo que comentas es el objetivo que persigo con mi blog: la divulgación científica rigurosa de temas interesantes y de actualidad sanitaria, de un modo atractivo y entretenido para el lector.

      Efectivamente no he entrado a hablar de terapias. Me he quedado en los daños derivados del consumo de drogas. No he entrado por dos razones: 1.- en primer lugar, no casa bien con el enfoque del post en cuanto a la incorporación de las drogas de ficción al mismo, ya que en la ficción no se suele aludir a este tipo de tratamientos. 2.- En segundo lugar, enorme amplitud del tema terapéutico haría que el post fuera inmanejable. Además existen libros sobre ello.

      Quizá para otro post. Sin embargo te resumiré brevemente cuales son los derroteros y fases que dibujan la hoja de ruta de la recuperación de estos pacientes crónicos.

      1.- En primer lugar, y solo indicado con determinadas drogas, está la sustitución del consumo de drogas ilegales por otras legales, en lo que se denomina "programa de mantenimiento". Estas drogas legales ofrecen al paciente menores riesgos sanitarios y, además facilitan la posterior etapa de desintoxicación de las mismas tras el programa de mantenimiento con sustitutivos, debido a las mejores características farmacocinéticas de estos sustitutivos, que traen consigo una menor incidencia del síndrome de abstinencia al practicar reducciones de dosis.

      Esta fase de mantenimiento se utiliza por ejemplo en la dependencia de la heroína, que se sustituye por metadona.

      2.- En segundo lugar, y tras el programa de mantenimiento en los casos en que aplique, estaría la fase de desintoxicación. En ella se reduce la dosis, bien del sustitutivo legal, bien de la droga ilegal, según el caso. En esta fase de realiza una reducción de la dosis administrada hasta llegar a cero, con diferentes enfoques y velocidades de reducción en cada caso. En esta fase se emplean fármacos coadyuvantes para viabilizarla como son:
      - Antidepresivos como venlafaxina
      - Agonistas adrenérgicos alfa-2 como la clonidina, especialmente importante en la desintoxicación de opiáceos
      - Agonistas del sistema gabaérgico o inhibidores de la eliminación enzimática de GABA
      - Disulfiram, especialmente en desintoxicación de alcohólicos
      - Antagonistas o agonistas parciales de los receptores relacionados con los efectos de las drogas de abuso, como es el caso de la vareniclina (champix) en el caso del tabaco o de la buprenorfina en el caso de opiáceos.
      - Están en experimentación vacunas antidroga como las TA-XX (TA-CD en el caso de la cocaína), de curioso mecanismo de acción.
      - Etc.

      3.- En tercer lugar está la fase post-desintoxicación, en la que la psicoterapia motivacional, la formación en técnicas de autoayuda, las terapias de grupo y el manejo familiar del cambio de entorno del desintoxicado, son claves. Estas técnicas son importantes también en los dos puntos anteriores.

      4.- En paralelo con todo ello está el tratamiento de las morbilidades asociadas al consumo de las drogas.

      El proceso que he esbozado no es fácil ni lineal, existiendo numerosos bucles y vueltas atrás motivados por las recaídas. Por otra parte, en todo el proceso es importante la consideración, no sólo de dimensiones fisiológicas, fisiopatológicas y farmacológicas, sino que también son claves los aspectos sociales, psicológicos y económico-laborales. Una "cirugía social" que aparte al paciente del entorno relacionado con su adicción y lo "tranplante" a otro es un factor muy importante para asegurar el éxito de este proceso.

      Espero haber respondido a tu pregunta. Un saludo.






      Eliminar
  2. Muchas gracias por este post, que he disfrutado mucho leyendo. Además de lo interesante que me parece el mundo de este tipo de sustancias, también soy un gran lector de novela de ciencia ficción. Aún así hay varias de las drogas que nombras sobre las que no había leído. Sin embargo me he apuntado las referencias bibliográficas para leer las novelas.

    Me gustaría hacerte una pregunta. Es posible que sea una tontería, pero es que no soy especialista en esto. Se trata de que en tu publicación me ha dado la impresión de que el medio último de que se valen las drogas para producir sus efectos, es el aumento de las cantidades de determinadas sustancias orgánicas como dopamina, serotonina y noradrenalina, en el organismo. En relación con esto, me pregunto por qué no se administran precisamente estas sustancias como droga. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro q te haya parecido interesante.

      Decirte q ninguna pregunta es una tontería. De hecho la que me haces es muy lógica ya que, efectivamente el craving se explica por la presencia de dopamina en el núcleo accumbens y corteza prefrontal cosa que, en último término, es uno de los resultados comunes a la administración de diferentes drogas. Sin embargo, a parte del deseo de consumo compulsivo que es el craving, los efectos específicos de las diferentes drogas se deben a la presencia de otros otros receptores diferentes de los de la dopamina y otras catecolaminas. ¿Por qué no se administran como drogas directamente las sustancias endógenas agonistas de esos receptores, como son: la dopamina, setoronina, etc. ?Básicamente por dos motivos:

      1.- En primer lugar, las sustancias endógenas como la dopamina, son rápidamente eliminadas por las enzimas correspondientes. En el ejemplo de la dopamina serían la COMT (catecol-orto-metil-transferasa) y la MAO (monoamino oxidasa). Esto proporcionaría a estas hipotéticas drogas una duración y una potencia reducidas. Es por ello que en su lugar se utilizan sustancias como la metamfetamina, análogo de catecolaminas pero no idéntico: se añade un grupo grande en la amina para dificultar su eliminación por las enzimas indicadas.

      2.- En segundo lugar, porque para que una droga de abuso haga efecto, es necesario que atraviese la barrera hematoencefálica para penetrar en el sistema nervioso central. Muchas de ellas, como las catecolaminas, de caracter polar e hidrófilo, tienen problemas para atravesarla aunque se inyecten vía intravenosa. Igualmente tendrían una absorción muy reducida vía oral.

      Es por ello que las drogas de abuso, además de características que justifican sus efectos y potencial adictivo, y que normalmente se traducen en un cierto parecido con las moléculas indicadas (dopamina, serotonina, etc), tienen unas características farmacocinéticas específicas que hacen que no sean exactamente iguales a ellas, y que justifican una duración más elevada y una llegada masiva a los lugares sobre los que ejercen sus peligrosos y adictivos efectos.

      Aunque has preguntado sobre catecolaminas, la problemática es análoga con todo el resto de neurotransmisores involucrados en los efectos de las drogas de abuso.

      Espero haber respondido a tu pregunta.

      Un saludo.

      Eliminar
  3. Hablando de pelis...muy buena puesta en escena del tema Iñigo. Enhorabuena!
    Tengo una persona allegada que desde hace un par de años ha modificado su conducta de una manera alarmante. Ha dejado los estudios, no hace vida familiar, piensa que el mundo está contra él, manipulador hasta el extremo...Confiesa que fuma porros de vez en cuando pero yo creo que hay algo más; cocaína tal vez?.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada Neska, me alegra que te haya interesado mi artículo. Gracias por la felicitación.

      Respecto al tema que me comentas, es un patrón que podría encajar con consumo de drogas de abuso. Uno de los efectos de las drogas de abuso es el trastorno de la escala de valores del individuo que, en la mayoría de los casos, trae consigo modificaciones y trastornos de la conducta, debido a que todo se dirige al objetivo principal, primer valor de la nueva escala, que es el consumo de droga. Creo que te puede interesar la respuesta que he dado en este post a "unciudadano", donde explico lo que puede implicar un tratamiento de rehabilitación de drogodependientes. Sin embargo tu caso estaría en una fase anterior, en la que sería primordial confirmar el consumo y el tipo de sustancia, así como modificar el entorno social en el que se desenvuelve el posible consumidor, y que probablemente sea uno de los factores clave que han motivado el consumo de drogas y que dificultarán la rehabilitación. Respecto de lo primero, te indico que existen diferentes test en la farmacia para evaluar un posible consumo de drogas. Algunos de ellos son multidroga, cubriéndose un abanico grande de sustancias. Son test cualitativos (si/no) en primera aproximación, cuyo resultado habría de confirmarse y cuantificarse mediante una analítica de laboratorio. En este tipo de test el intervalo de tiempo postconsumo en el que detectan la sustancias es más corto que las analíticas de laboratorio; sin embargo su ventaja es que son rapidos y algunos están orientados a poderse hacer sin el conocimiento del implicado. He añadido un apartado de anexos en el post en el que incluyo información de uno de estos test, basado en inmunoensayo sobre muestra de orina. En esta información pueden encontrarse los tiempos límite de detección postconsumo con el test, que dependen de su sensibilidad y especifidad.También incluyo los tiempos de eliminación de cada sustancia en el organismo, más amplios que los del test de inmunoensayo.

      Todo lo que te he comentado consideralo como un consejo general, ya que estos asuntos tan específicos deben de ser tratados directamente con un profesional. Aunque esto no siempre es fácil, ya que la colaboración del paciente es fundamental y éste no siempre está dispuesto. Sin embargo exponiéndo detallada y directamente el problema a un profesional, éste podrá indicar cuáles son las estrategias a seguir en los casos en que el paciente no quiere colaborar.

      Espero que tengas mucha suerte con este tema y, sobre todo, que sea una falsa alarma y que la causa del cambio de comportamiento sea otra.

      Un saludo.

      Eliminar